Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

19-06-2017

Los monitores


Es muy habitual en las empresas, llamar a tu empresa de mantenimiento informático para pedir presupuesto de un nuevo equipo y que te envíen presupuesto de un buen equipo pero con un monitor de lo más sencillo.  Es cierto que donde se cuece todo es en lo que todo el mundo llama "la torre", pero ¿acaso no es importante un buen monitor?

Podemos decir que es un "fallo" conjunto, entre cliente y empresa de mantenimiento informático. El cliente, por lo general, lo hace para ahorrarse algo de dinero, y el proveedor por intentar abaratar un poco el total del presupuesto o invertir el dinero que no se gasta en el monitor en mejorar las prestaciones de la CPU. Como ya hemos dicho, está muy bien poder trabajar de forma ágil y rápida, pero es igual de importante tener un monitor que cumpla con unos mínimos. Tenemos que pensar que pasamos un mínmo de 8 horas al día frente a él. Una mala calidad de imagen, una baja frecuencia de refresco o un bajo contraste, son factores que pueden acarrear problemas de salud visual, dolores intensos de cabeza, etc, etc...

Si bien es cierto, que la diferencia de precio puede ser notable, también lo es que son importes que siguen siendo bajos. Un monitor de gama baja, típico y corriente de 22", podría tener un coste de entre 100€ y 130€, cuando un monitor, considerablemente mejor, podría rondar entre los 180€ y los 210€. Para que nos duela menos esa diferencia, pensemos en el plazo de amortización de un monitor. Son dispositivos que fallan realmente poco. Acostumbramos a cambiarlos para adquirir unos más grandes, pero no porqué no funcionen correctamente. La vida útil de los monitores puede ser, tranquilamente, de 8 años, con lo que, si miramos el coste anual del monitor (para el ejemplo el de 210€), el coste anual sería de 26.25€, algo insignicante en cuanto a coste, pero muy importante en cuanto a salud en el puesto de trabajo.